Indie Campers

 

Todos tenemos esa típica lista (aunque sea mental) de «cosas que hacer antes de morir». Bueno, para mí una de esas cosas es tener  una furgo, poder ir a donde quiera cuando quiera. ¿Que hay viento en unicornio-landia?, ¡vamos!, ¿que hoy quiero dormir cerca del spot porque mañana la sesión buena va a ser por la mañana?, ¡vamos!, ¿que he salido de fiesta y no quiero conducir? ¡No conduzco y me duermo en la furgo!

Bueno, de momento no he podido tachar este punto de la lista pero, tuve la oportunidad de experimentar cómo es la vida de furgoneta gracias a Indie Campers.
¿Indie qué? Indie Campers es una empresa que… ¡Te alquila furgonetas camperizadas! Pero, no son furgos camperizadas cualquieras, son unas pedazo de furgos brutales con una camperización exquisita. Sí, sí, como lo oyes… No exagero, lo prometo.  Entras en la página web, echas un vistazo a las diferentes furgonetas que tienen, eliges la que quieres, pagas, recoges la furgo y, ¡ciao pescao! 🙂 Así de fácil, así de sencillo. 


Me recogieron en Málaga (tienen un montón de ciudades de las que elegir) y me llevaron hasta la nave donde tienen las furgos para que me explicaran el funcionamiento y firmar el contrato. Diogo fue el encargado de enseñar me cómo funciona la furgo, cómo se montan las camas (no es difícil pero tiene su truco), etc. La verdad es que lo explicó super rápido y sencillo. Para esta aventura elegí la furgo «Sporty» porque era la que más se adaptaba a mi tipo de viaje. La idea era poder estar lo más cerca posible del cable esquí de Marbella ya que ahí sería el Campeonato de España de Wakeboard. Aunque, nada más coger la furgo decidí irme a Tarifa ya que era el último día de poniente con charca… ¡Y no me lo podía perder!

Despertando en Tarifa

En la furgo podían caber y dormir hasta 4 personas… Era super fácil cambiar de cama a asientos, tenía nevera, armario, etc. Es super espaciosa por dentro y por fuera no es tan enorme lo cual facilitaba mucho conducirla por la ciudad. Os dejo aquí algunas fotos de mi experiencia:

La verdad es que al final estuve conduciendo entre Marbella y Tarifa ya que Tarifa lo conozco un poco mejor y sé dónde puedo aparcar la furgoneta sin problemas. No soy una gran fan de conducir, sobre todo porque hubo épocas de mi vida en las que he tenido que hacer un montón de kilómetros pero, conducir esta furgo es una maravilla. No se me hizo nada pesado y, a pesar de ser bastante grande, es fácil de aparcar.
Estoy super agradecida de que Indie Campers decidiera apoyar me en esta aventura y espero que podamos seguir colaborando en el futuro.

 

Un abrazo,