5

Premio #mujeresquecuentan

El pasado 7 de Marzo en el Auditorio de Antigua llevó a cabo el acto institucional del día de la mujer con la IV Edición de Mujeres Que Cuentan. El Cabildo de Fuerteventura y los seis ayuntamientos de la Isla entregaron este jueves los Premios ‘Isla de Fuerteventura: Mujeres que cuentan’, reconociendo la trayectoria de siete mujeres con motivo del Día Internacional de la Mujer, que se celebra el día 8 de marzo. A las 7 nos entregaron los reconocimientos tras el que después, con toda la emoción, intentamos dar un pequeño discurso.
Para mi fue todo un honor poder haber sido premiada junto con estas 6 pedazo de mujeres que lo han dado todo por la isla de Fuerteventura. A veces parece que, como deportista, todo el esfuerzo que se hace es invisible y que te lo reconozcan con actos así significa muchísimo para mí.

A continuación les presento a mis compañera y 6 mujeres premiadas:

Juana María Montelongo, que recibió el reconocimiento en representación del municipio de La Oliva, nació en Tindaya en 1951. A los siete años comenzó a elaborar cestería y otros utensilios domésticos con hojas de palma. Antes de cumplir diez años ya realizaba calado tradicional majorero, pasando posteriormente a los utensilios de barro y a convertirse en referente de la artesanía a nivel regional. En 1993 fue galardonada con el Premio Insular de Artesanía, otorgado en la Feria de Artesanía de Antigua. Su extensa carrera continúa viva con la organización de cursos de formación y talleres en los que transmite sus enseñanzas.

Flora Hierro, homenajeada en representación del municipio de Pájara, nació en Morro Jable en 1937, en el seno de una familia trabajadora. A los catorce años empezó a trabajar en la zafra del tomate de Gran Tarajal y en La Aldea de San Nicolás, sacando adelante posteriormente a sus seis hijos. Hoy en día participa en bailes, encuentros y viajes del Centro de Mayores de Morro Jable.

Todas las premiadas juntas tras haber dado nuestros discursos.

En representación del municipio de Betancuria se homenajeó este año a María del Buen Viaje Moseguez, nacida en Tefía. En Aguas Verdes conoció a su marido, con el que se casó en 1967 y tuvo cinco hijos. María Moseguez es considerada como una trabajadora incansable dentro y fuera del hogar, colaborando con la comunidad de vecinos y participando actualmente en las actividades del Centro de Mayores de Betancuria. Durante su vida se ha considerado una mujer activa y trabajadora dentro y fuera del hogar, al cuidado de su madre y sacando adelante a sus hijos.

Petrín Quintero, que recibió el premio en representación del municipio de Antigua, creció en Caleta de Fuste, donde faena con su barco, el María de las Nieves. Asimismo, es cuidadora de la imagen de Nuestra Señora La Peña del Mar, capitaneando cada año su procesión marítima. Quintero cuenta que, con la llegada de los barcos a El Castillo, llegaron también las comidas a los pescadores, convirtiendo a ‘La Casa de Frasquita’ en un famoso restaurante.

María del Carmen Aguiar, homenajeada en representación del municipio de Tuineje, nació en Tiscamanita en 1946. Con catorce años se incorpora al mudo laboral en el empaquetado del tomate. Desde su juventud se involucra con su entorno, colaborado en la organización de las Fiestas de San Marcos. Tras casarse y mudarse al pueblo de Tuineje, se involucra con su asociación de vecinos Virgen de la Salud, formando parte de su junta directiva desde 1978, a través de la cual desarrolló una activa labor reivindicativa de mejoras de carácter vecinal. En 1985 retoma su actividad laboral y se inicia en 1995 en la hostelería como camarera de pisos, ascendiendo a gobernanta. Durante esta etapa destaca en el movimiento sindical como representante de las trabajadoras del sector.

Mi familia acompañándome en la recogida del premio.

En representación del municipio de Puerto del Rosario se reconoció la trayectoria de Margarita González, nacida en Antigua en 1952. Maestra de educación infantil y primaria, inició su momento liberador desde edades muy tempranas. Durante su etapa formativa, se involucró como activista social por el año 1975. Ejerció su profesión en el Colegio Pablo Neruda, de Puerto del Rosario, desde su inauguración en 1985, hasta su jubilación. Comprometida con diferentes causas, Margarita se involucra en todos los frentes en los que se defiende el cuidado de la tierra, la justicia y la igualdad, participando en diferentes grupos de distintas motivaciones como ecologistas, solidaridad, movimientos antimilitaristas y feministas, entre otros.

Desde aquí quería agradecer al Cabildo de Fuerteventura y al Ayuntamiento de Pájara por este reconocimiento y por su apoyo en mi carrera deportiva y en poder seguir llevando el nombre de la isla de Fuerteventura por todo el mundo. Gracias.

 

Nos vemos en el agua,

 

¡Comparte!

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en print
Compartir en email

Suscríbete