Isla de Sal- Cabo Verde

(Visité Sal entre el 10 de Febrero y el 18 de Marzo de 2020)

Si practicas kite, probablemente hayas oído hablar de la isla de Sal, la verdad es que después de haber viajado por medio mundo, me parecía una locura no haber visitado Sal estando tan cerca de casa. Según San Google: Cabo Verde está formada por 10 islas volcánicas y fue descubierta en 1460. Al principio la llamaron Llana, pero más tarde se descubrieron dos enormes salinas y le cambiaron el nombre a Sal. Se empezó a construir el primer aeropuerto en 1939 pero no fue acabado hasta 1949 debido a la II Guerra Mundial. La isla tiene 30 km de largo 11km de largo. Y, ¿sabías que hay salinas dentro del cráter de un volcán? Os enseño fotos más adelante 😉

La media de días de sol de la isla de Sal es de 350 días al año y la media de temperatura oscila entre los 20ºc y los 27ºc

IMG_7780

POR QUÉ FUI A SAL


La Isla de Sal y su ola, Ponta Preta son mundialmente conocidas y bueno, la verdad que era un destino que siempre tuve en mente. La oportunidad de visitar Sal vino con la primera prueba del Campeonato del Mundo de Kitesurf (olas y strapless freestyle).
Vamos para allá.

CÓMO LLEGAR

No les recomiendo para nada escoger la opción que escogí yo. Volé muy rápido, pero pagué mucho dinero. Pagué 250€ por ida y vuelta y 150€ por trayecto por equipaje deportivo. Normalmente la gente suele volar a través de Portugal y hay varias compañías que ofrecen vuelos baratillos desde otras ciudades europeas. No voy a nombrar a la aerolínea, pero, es una aerolínea local y volé: Fuerteventura- Gran Canaria- Sal.
Por lo demás, una vez que llegas al aeropuerto y para llegar a Santa María puedes alquilarte tu propio coche o ir con un taxi, te cobrarán unos 15€ y en veinticinco minutos has llegado.

ALOJAMIENTO

Hay un montón de hotelazos para elegir, como a mí no me llegan los billetes, decidí buscar un pisito de gente local y alquilar. Es muy barato, gastos de agua, luz, gas y limpieza suelen ir a parte. Mi apartamento no tenía wifi, lo cual en estos tiempos es vital... Pero por, básicamente, el mismo precio que en España puedes comprar una sim con internet y fundírtelo.
No les voy a poner opciones de alojamiento aquí porque son muy fáciles de Googlear y, he decidido no poner publicidad por un tubo en este blog. Para conseguir el contacto de gente local donde alquilar... Bueno, ya pensaré cómo lo pongo, de momento les dejo con la intriga 😛

EL SPOT DE KITE

La isla de Sal tiene varios spots pero, el más famoso es Ponta PretaEra el spot donde en teoría se iba a hacer la primera para de la GKA Kitesurf, pero al final las condiciones decidieron no poner de su parte. A parte. Otros spots (haz click en cada nombre para conocer la localización) son: 

*Ponta Preta: es el spot de olas por excelencia, el viento es prácticamente off-shore puro por lo que si aun se te cae la cometa, este no es tu spot. Si las olas no están muy grandes, puedes disfrutar perfectamente del spot. Siempre teniendo sentido común y teniendo en cuenta que las rocas están más cerca de lo que parece.

* Kite Beach: Es la playa del turista, de los adictos a la cremallera. Generalmente tiene “choppy” o mini olas, en realidad es una playa divertida y fácil para aprender e ir cogiendo confianza. 

* Secret Spot: se llega por camino de tierra y no soy capaz de encontrarlo en el mapa pero, preguntando se llega a Roma.

Vamos a repasar las típicas preguntas que haces cuando vas a un spot por primera vez:

–  TEMPERATURA DEL AGUA: El agua está caliente, más que en Fuerteventura en la misma época del año y el aire también… Yo usé un shorty de 2mm de ION, el modelo MUSE (manga larga y pierna corta) pero también había gente que iba sin neopreno, en camiseta… Y otra gente que iba con un 3/2 largo. Yo creo que una buena consideración a tener en cuenta es que el sol quema, mejor protegerse de él.

– TAMAÑOS DE KITE: Yo con mis 60kg usé principalmente 7 y 9m DICE. Me llevé la 5m y la 11m y creo que las usé solo una vez.
– TEMPERATURA DEL AIRE: el aire es cálido pero a su vez fresquito, cuando sopla el viento y no tienes donde esconderte, yo siempre llevaba una sudadera o algo similar ya que me daba frío. Por la noche refresca, tipo Fuerteventura, así que no está de más llevarse ropa calentita. 

Julia Castro Cabo Verde

GKA: LA COMPETICIÓN

Era mi primera vez compitiendo en olas. Estaba tranquila pero nerviosa a la vez, era mi primera vez compitiendo y tenía poco que perder pero mucho que demostrar, supongo. Estuve los 2 meses anteriores a la competición lesionada, me fisuré el codo. Esto me impidió entrenar en olas pero físicamente pude seguir entrenando... Noté que me faltó mucha experiencia, sobre todo en el spot en el que nos tocó competir (Kite Beach), era un gran choppy y elegir ola se me hizo muy difícil ya que salían olas por todas partes pero, había que elegir la ola buena. Y es aquí donde la experiencia entra en juego y donde yo más lo noté. Competí en primera ronda y en la repesca y me quedé en repesca, por muy pocos puntos pero no avance. De todas maneras, me lo pasé genial viendo a mis compis competir y nos lo pasamos genial.

COSAS QUE HACER

No te voy a mentir, sin viento ni olas, la isla de Sal es bastante aburrida. De todas maneras, te voy a enumerar las cosas de turisteo que se pueden hacer:

  • Dar vueltas por el pueblo y comprar  suvenirs.
  • Crater de volcán y la salina que tiene dentro.
  • Échale un vistazo a las cascadas.

MUSICA

Una de las cosas que más me gustó de Cabo Verde fue la música, así que aquí os dejo una lista de canciones que escuché durante mi estancia en la isla. 

RESUMIENDO

Alguien se enfadará por mi comentario pero, Sal se parece muchísimo a Fuerteventura. La arena, el agua, las montañas… Por otro lado, es una isla pequeñita en la que relajarte es muy fácil porque no hay mucho que hacer. Les recomiendo comer en restaurantes locales ya que tienen algún que otro plato más que interesante. Ponta Preta es una pasada y es una ola relativamente sencilla. Y, las fiestas en los bares de copas son de las fiestas más divertidas que he hecho en mi vida. 

Las fotos del entrenamiento son de Stephan R

Nos vemos en el agua,